Los envases tienen una función que va más allá de proteger los regalos. Un packaging atractivo tiene el potencial de estimularnos a través de los sentidos y transmitirnos bienestar mucho antes de que lo haga el mismo producto que hay en su interior.

Packaging regalos publicitarios

 

Existen diferentes razones por las que el packaging se convierte en una pieza fundamental en todo el proceso de consumo y no deja de ser importante en los regalos promocionales:

  • Protección: El packaging asegura la seguridad e integridad de cualquier producto. Por eso contar con un diseño resistente y especialmente diseñado para amortiguar golpes es importante. Tenemos que tener en cuenta que la gran mayoría de productos son distribuidos por carretera por lo que es importante que cuenten con garantías de protección para evitar posibles incidentes.
  • Componente estético: El packaging no sólo funciona como una estructura de protección, también es un soporte de expresión donde la identidad de una marca debe reflejarse de forma óptima. En el caso de los regalos corporativos el packaging es especialmente importante porque es una oportunidad perfecta para introducir el producto y los valores de marca. En este sentido cobrarán especial importancia factores como el uso de tipografías, colores corporativos, así como ilustraciones y otros componentes gráficos.
  • Usabilidad: El packaging puede cumplir una función práctica que va más allá de la protección o la estética. Aquí entra en juego el componente creativo. Un packaging puede cumplir una función totalmente práctica y que sea capaz de complementar al producto o regalo promocional original. Por ejemplo, si el packaging de una crema de protección solar puede convertirse en unas gafas de sol estaremos proporcionando un segundo “producto” integrado dentro de nuestro packaging. Obviamente, es probable que estas gafas no tengan una larga durabilidad pero sí es muy probable que puedan resultar útiles en ciertos momentos. Desarrollar un packaging que sea capaz de complementar las funciones del producto principal puede generar una experiencia mucho más placentera por lo que es probable que este producto sea más demandado y la reputación de marca se incremente notablemente.
  • Emplazamiento de marca: La estética y la funcionalidad pueden combinarse para fortalecer la identidad de marca. Si logramos incluir elementos funcionales dentro de nuestro packaging y que además integren el logotipo de nuestra empresa no sólo conseguiremos un producto promocional excelente, sino además práctico. Un buen ejemplo podría ser incluir dentro de nuestro envoltorio un calendario anual o cualquier otro material de oficina que pueda tener un uso real. De este modo, no sólo lograremos adentrarnos en el universo de nuestros clientes potenciales a través de nuestro regalo, sino que también podremos hacerlo a partir de nuestro packaging. De esta forma multiplicaremos nuestra capacidad de marketing y difusión al tiempo que incrementamos la cantidad de exposiciones a nuestra marca. El resultado es un incremento de conversiones potenciales.
  • Valor añadido: La combinación de los elementos anteriores nos proporcionará un packaging atractivo, funcional, práctico y resistente. El resultado será un incremento directo sobre el valor de nuestra marca porque no sólo habremos fortalecido nuestro discurso corporativo, sino que además garantizamos el consumo de nuestros productos.
¿Buscas regalos publicitarios?

Otros artículos que te pueden interesar:

No votes yet.
Please wait...